La estabilidad en medio de la inestabilidad

La reactivación económica está siendo complicada para la gran mayoría de industrias, sin embargo, la industria inmobiliaria podría recuperarse relativamente rápido en comparación a otras. En medio de la alta volatilidad de los mercados, los vehículos que invierten en bienes raíces de renta comercial son los más buscados por la estabilidad que ofrecen.

A raíz del Covid-19, el valor de ciertos activos inmobiliarios se ha visto afectado. En esesentido, los vehículos de inversión en renta comercial están orientados a activos defensivos a la pandemia. Hoteles y centros comerciales, entre otros, serán los menos atractivos. Por el contrario, los supermercados, farmacias, centros de salud, centros logísticos e industriales afrontarán de mejor manera la coyuntura, y se estima que sus precios se mantengan estables a pesar de la oferta.

Las oficinas han manifestado considerable resiliencia en buena parte porque la duración de los contratos de arrendamiento generalmente es mayor a la estimada de la pandemia, sumado a que el mercado de oficinas estaba bien enrumbado en su recuperación y posible incremento de tarifas.

Asimismo, las empresas que tienen gran volumen de propiedades, y cuyo giro de negocio no es el inmobiliario, ahora sí ven con buenos ojos hacer estos activos líquidos, a pesar del impuesto a la renta que deban de pagar. Muchas de ellas necesitarán vender algunos predios para obtener liquidez y afrontar la coyuntura. Esos activos en los balances de las empresas hacen mucho «ruido» y los ven como dinero que no pueden utilizar para su negocio cuando más lo necesitan.

Las inversiones inmobiliarias de rentas comerciales suelen sobrevivir a ciclos económicos. Un inmueble con un buen inquilino, contrato de largo plazo, en dólares y con ajustes anuales por inflación, es la mejor manera de superar cualquier crisis de confianza o financiera.

Inevitablemente toda inversión genera riesgos, por ende la sugerencia es que se haga siempre una debida diligencia antes de invertir. Lo puede hacer usted, asumiendo los recursos que ello implica o delegar esta función en un profesional a través de un FIBRA o un FIRBI.

Finalmente, crisis como estas vendrán y sabrán aprovecharlas quienes sepan leer los ciclos de mejor manera. Hoy y siempre, es un buen momento para invertir en el sector inmobiliario de rentas comerciales, júntese con especialistas y hágalo realidad.

Ignacio Mariategui
Empresario y Director Independiente